Profesora de Yoga y Emprendedora

¿Cuál es el nombre de tu cargo/puesto?

Directora del Centro Integral Yoga Dakini, mi propia empresa que acabo de registrar. Comencé a dar clases de yoga a domicilio y en mi casa. Luego de 1 año, mi pareja y yo hemos decidido crear una compañía donde yo soy la directora y él es el gerente y administrador de la empresa. También hago reflexología, pero no es la principal actividad de la empresa.
Actualmente estoy haciendo lo que llaman yoga corporativo, en Venezuela es un mercado que todavía es muy nuevo a diferencia de otros países donde muchas empresas ya ofrecen ese servicio.
La misión de la compañía es trabajar para empresas dando yoga a un grupo de 20 personas a mitad de la tarde o al mediodía.

Describe tus tareas diarias.

Mi rutina es un poco fuerte pero a la vez, un poco suave. Algunos días me tengo que levantar a las 5 am para desayunar y tener el estomago vacío y poder dar clases a las 6 am, a esa hora ya debo estar en casa de la señora a la que le doy clases a domicilio, luego regreso a las 7 am a mi casa, doy otra clase de 7:30am a 9:30am, así sucesivamente hasta el final de la mañana.
Tomo un descanso a mitad de mañana para aguantar la clase del mediodía, no como a las 12:30pm, sino a las 2pm cuando termino todas las jordanas en las empresas. Me voy a mi casa y luego a la noche es probable que tenga clases de 7pm a 8pm y de 8pm a 9pm. Y tengo unos consentidos que ya tienen un año conmigo que ven clases de 10pm a 11pm.
Dentro de mi rutina semanal está la búsqueda de clientes, la cual es más enfocada a la búsqueda de clases corporativas que de individuales. Me encanta dar clases individuales porque me parece que la persona aprende mucho más, el trabajo es muy bonito, se ven resultados muy directos, no es lo mismo tener un grupo, porque la gente simplemente hace los ejercicios, mientras que los otros se enganchan más al yoga y piden un poco más de información. Pero lamentablemente lo que da dinero es el yoga corporativo.
En los huecos que tengo libre a veces me dedico a llamar a las empresas, las busco por internet, contacto al director de recursos humanos y ofrezco los servicios, les envió una presentación en power point explicando todo mi trabajo, luego les hago seguimiento y vuelvo a llamar para ver si tomaron una decisión, les explico en persona sobre el yoga. Convenzo a los gerentes de recursos humanos para que ellos luego ofrezcan el servicio a los trabajadores.
Actualmente estoy desarrollando un proyecto con mi médico homeópata, él tiene un spa, y planeamos ofrecer a los clientes un retiro de fines de semana o de una semana.

Imagina que un buen amigo te dice que quiere ejercer el mismo cargo que tú, ¿cuáles pasos le recomendarías para llegar a donde estás?

Con respecto al yoga lo primero es comenzar a practicar, la disciplina es muy importante con todo lo que tiene que ver con el cuerpo, artes marciales, etc, cualquier tipo de deporte requiere trabajar el cuerpo todos los días. Le recomendaría hacer cursos, ir paso por paso para sentirse con capacidad para dar clases, porque yo hace 10 años no hubiese dado clases, implica mucha responsabilidad trabajar con el cuerpo del otro. Las primeras veces que di clases me costo muchísimo relajarme, estaba muy tensa pensando en controlar el cuerpo de los demás. Yo pienso que hace un año no hubiese podido montar la empresa, hace falta hacerse un nombre, un estilo propio.

¿Cuáles habilidades consideras importantes para realizar tu trabajo?

Actitud, tener mente positiva, ser disciplinado, ser positivo en un país donde la mayoría está deprimido, con caras largas, molesto, proyectarle a la gente una cara alegre, motivarlos a que lo que están haciendo los va a ayudar a cambiar sus vidas.
Aptitudes, ser coherente con lo que uno dice, si yo le digo a la gente que hay que relajarse, ser positivo, mi ser debe expresar todo eso. Trabajar duro con el cuerpo, de hecho, yo soy una persona que tiene tendencia a engordar, tengo que ser disciplinada con la alimentación con otros ejercicios para tener un cuerpo delgado, porque en este mundo se vende la imagen. La disciplina con el cuerpo debe ser diaria, yo hago los ejercicios con los alumnos.

¿Cuál es tu horario laboral?

De Lunes a Viernes. Los fines de semana lo dedico a compartir con mi pareja, trato de no dar clases los sábados, además casi nadie quiere tomar clases esos días. Trato de llenar toda la semana así sea de 6am hasta las 10pm, pero el fin de semana lo quiero libre.

En general, ¿Te gusta tu trabajo?

¡Ay! Me encanta, soy demasiado feliz, después de dar tumbos en tantas cosas, el yoga es mi vida.

¿Qué es lo que más te gusta de tu trabajo?

Todo lo que hago de mi trabajo me gusta, me gusta ver como la gente crece con el yoga, personas que me dicen “esa postura jamás la voy a poder hacer en vida” y ves como lo logran, no solo a nivel físico sino a nivel personal, de salud. Tengo casos impresionantes, tengo una clienta que llego con una cicatriz de corazón abierto , venia a la clase con un tensíometro, midiéndose la tensión porque ella decía que tenía que controlarse todo el tiempo, a las dos semanas de comenzar las clases (hace yoga tres veces a la semana) ya se había quitado el tensíometro, fue mejorando, y ya tiene una vida normal, maneja, va al gimnasio y al yoga. Algunos alumnos buscan un desarrollo espiritual que en esta área se les puede dar, eso me da mucha satisfacción.

¿Qué es lo que menos te gusta de tu trabajo?

No me gusta tener que limpiar cada vez que voy a dar clases, como tengo dos gatos debo limpiar con frecuencia si vienen alumnos a tomar las clases en mi casa.
No me gusta la inconstancia y la poca disciplina que tienen algunos, da igual que les expliques que la disciplina en el yoga es importante, que la constancia es lo que le trae el beneficio. Algunos comienzan y a los dos meses lo dejan porque no quieren seguir el ritmo de trabajo, porque no solo es un trabajo temporal, es un trabajo espiritual, yo les mando un poco de lectura espiritual, es contactar contigo mismo, es un trabajo interno, entonces la gente empieza a echarse para atrás. Eso es lo que me disgusta, pero de alguna manera sé que cada quien esta en su proceso, cada quien pasa por eso, yo también pase por mi proceso de seguir y a veces ausentarme de la clases cuando recibía clases.

¿Qué estudiaste?

Soy Licenciada en Antropología de la Universidad Central de Venezuela.
Estudié 3 años de psicoanálisis en la Nueva Escuela Lacaniana y me falta la tesis de esa especialización. Es privada. Costaba: 600 BF semestral.

Enumera los cursos o másteres que has realizado.

El yoga lo comencé con una vecina, Josefina Arvelaez, ella trabaja dando clases en intevep. Con ella fue un poco intermitente, yo en ese tiempo no era muy disciplina. Cuando empecé a estudiar la carrera, me metí en clases de yoga en la Universidad, y allí fue cuando me forme, el maestro me enseñó a dar clases. Tengo 15 años haciendo Yoga y dando clases 1 año de experiencia.
El curso de masajes lo hice con un homeopata que me trataba, su nombre es Morales, el me hizo reflexología, me trató durante un tiempo y le pedí que me enseñara y me dio un curso básico de reflexología, lo demás lo he ido aprendiendo por internet, me he comprado libros, he sido autodidacta. Igual con el yoga, siempre refresco la información, compro libros de yoga, investigo, reviso videos.
El curso de masaje tailandés duró 8 meses, 4 horas a la semana. Fabuloso, fue con un profesor llamado Antonio Guillen. Me salió gratis porque hicimos un intercambio, el me daba el curso y yo le daba clases de yoga, sé que por 4 horas costaba 180 BF. Lamentablemente dejé de lado el masaje tailandés porque los clientes confunden un masaje profesional con un masaje de final feliz.

Especifica cuál de los cursos o másteres que has realizado te ha sido de mayor utilidad y cuáles de menor utilidad.

Todos han sido de gran utilidad. Quizás, si no hubiese estudiado Antropología no me hubiese topado con el yoga y tampoco hubiese aplicado el tipo de yoga que yo aplico, yo creo que todo se engrana y todo tiene relación, todo ha sido positivo.

¿Cuántos trabajos has tenido?

Primero trabajé con el plan vacacional aire libre desde los 15 años hasta que finalice mi carrera de Antropología. Luego trabajé en el Ministerio de Ambiente. Trabajé como outsourcing en el área de mercadeo. Después en una empresa de estadística durante 4 meses y gracias a ese trabajo me di cuenta lo que sufre una persona que trabaja en una oficina, yo misma pensaba “necesito hacer yoga” y hacia movimientos que ahora yo aplico cuando voy a las empresas y les explico como relajar ciertos puntos que se tensan cuando uno esta enfrente de la computadora, ninguno trabajo fue ni bueno ni malo, todo siempre deja una experiencia.

¿Cuál fue tu primer trabajo? ¿Cómo lo conseguiste?

En Aire Libre excursionismo, trabajé allí con la familia de mi pareja. Era monitora de niños. 10 años. Todo lo que tiene que ver con excursionismo y deportes extremos lo aprendí con ellos. También aprendí a coordinar salidas, a ser jefa y a coordinar empleados.

¿Cómo conseguiste tu trabajo actual?

Yo estaba saliendo de una empresa donde había dado el todo por el todo, me había dedicado al 100% luego que salí de allí, en medio de una depresión, estaba metida en mi casa llamando a empresas, entregando CV y una amiga me dijo, “¿por qué no te pones a dar clases de yoga? Así sea a tus amigos”, mi pareja también me apoyo con la idea y una amiga de él que es diseñadora gráfica me ayudo hacer el logo y con ese logo hicimos unos panfletos y desde entonces comencé.

¿En qué tipo de empresa trabajas? ¿Cuántos empleados tiene la empresa?

Una empresa de Bienestar. Centro Integral Yoga Dakini C.A. Una directora general y un administrador.

¿Qué edad tienes?

32 años.

Comentario libre sobre tu empleo:

Dar yoga de esta manera en mi país fue para mi una sorpresa, yo siempre decía que cuando me fuese a vivir afuera a lo mejor daría clases de yoga mientras conseguía un trabajo estable, nunca me imagine que iba a vivir de eso en Venezuela, me satisface muchísimo saber que se puede y que tiene otras alternativas que explorar, creo que mi empresa y mi experiencia es un ejemplo de que en Venezuela hay muchas cosas que se pueden hacer, digamos que es un poco de esperanza detrás de ese túnel oscuro, es un ejemplo de esperanza.

2 comentarios
  1. Lo mejor es trabajar en algo que uno realmente ame, así que felicitaciones. 🙂

  2. ¡¡¡Si!!!esta entrevistada se siente realizada y feliz. Saludos!

Responder

Lo último